Bodega

Cruzar el pórtico de entrada es como entrar en otro tiempo y clima. En los antiguos muros de Bodega Toneles se respira el encanto y la magia de la época de oro de la arquitectura argentina.

Toneles fue fundada en 1922 por la familia Armando que construyó su sueño de inmigrantes con el aire clásico, elegante y con cierto encanto de la belle époque, marcado por detalles y ornamentos art nouveau, que dotan de gran belleza y personalidad al edificio.

Aunque al principio fue llamada Armando Hermanos, fue cediendo a la denominación popular “Bodega de los Toneles” por el impacto que causaban sus enormes vasijas de roble francés en donde criaban sus queridos vinos.

Ochenta años después, en 2002, la bodega fue adquirida por la familia Millán que rescató el espíritu añejo pero con el aporte de moderna tecnología y detalles constructivos que recuperaron su recuerdo de gloria.

Declarado Patrimonio Cultural de Mendoza en 2008, el majestuoso edificio alberga históricas piletas junto a modernos tanques y cientos de barricas que guardan los grandes vinos de la bodega.

Entre sus cálidas paredes y altísimos techos se siente como un sordo latido del tiempo, el trabajo, dedicación y pasión de quienes celebran la vida en vino.

 

Gold Award Excellence in Architecture & Landscape 2014